Rumiantes.com
Sin comentarios

Con motivo del lanzamiento de Miloxan® en los países europeos que aún no disponían de esta vacuna, Alfonso Martínez, asesor técnico de rumiantes de Boehringer Ingelheim Animal Health España, habla sobre las enfermedades clostridiales y repasa las fortalezas de una vacuna que arranca 2022 con una imagen renovada. 

Diseñada para proteger frente a las principales clostridiosis de los rumiantes, Miloxan® está avalada por su larguísima trayectoria. 

La seguridad y la eficacia definen a una vacuna que es la única en el mercado registrada con 12 meses de duración de la inmunidad para todos los antígenos incluidos y en todas las especies de destino.


 
¿Las enfermedades clostridiales siguen siendo relevantes en la actualidad? 

El género Clostridium incluye multitud de bacterias Gram positivas infecciosas no contagiosas, totalmente ubicuas en el entorno de los animales y de los humanos. 

Viven en condiciones anaeróbicas, pero algunas cepas han podido y pueden sobrevivir en ambientes con poca cantidad de oxígeno, desarrollando formas de resistencia altamente eficaces (esporas) que les han permitido subsistir a lo largo de los años. 

La patogenicidad de Clostridium spp. está asociada a la presencia de factores que favorecen su multiplicación exponencial y, por tanto, la producción de toxinas, una gran cantidad y variedad, entre las cuales se encuentran algunas de las sustancias más peligrosas de la naturaleza. 

La ausencia de esos factores permite que algunas especies de clostridios potencialmente patógenos formen parte de la microbiota intestinal normal de animales completamente sanos (C. perfringens). Es decir, en ausencia de los factores que favorecen su multiplicación, son bacterias totalmente inocuas para los rumiantes domésticos. 

Sin embargo, en el caso de otras especies, su simple presencia en los organismos animales supone un alto riesgo de padecer enfermedades muy graves (C. chauvoei, C. septicum, C. tetani, C. botulinum, C. sordellii…).

En general, las clostridiosis enterotóxicas o enterotoxemias suelen ser de curso hiperagudo y pueden llegar a causar la muerte súbita de los animales afectados.Dependiendo de si el origen de la enfermedad se inicia en lesiones tisulares o en el intestino se clasifican en clostridiosis histotóxicas o enterotóxicas, respectivamente. 

Solo se observan formas crónicas de enterotoxemias en el ganado caprino por ser más resistentes a la absorción de toxinas de C. perfringens. 

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de realizar un correcto diagnóstico? 

Las enfermedades clostridiales son muy complejas (distintas especies, gran cantidad de toxinas y de múltiples combinaciones) por lo que, en la actualidad, realizar un correcto diagnóstico se ha convertido en uno de los principales retos de los veterinarios, ya que suele existir una errónea asociación entre la muerte súbita y la enterotoxemia. 

A veces nos encontramos distintas bacterias del género Clostridium produciendo diferentes toxinas que provocan las mismas lesiones y los mismos signos con distintos nombres en las distintas especies; pero también podemos ver cómo la misma bacteria produce la misma toxina que genera diferentes lesiones y enfermedad dependiendo del órgano al que afecte y en algunos casos la misma bacteria puede producir simultáneamente distintas toxinas que generan distintas lesiones o enfermedades dependiendo de la edad de los animales. 

Por este motivo, para realizar un correcto diagnóstico es necesario invertir en tiempo y en pruebas. Disponemos de distintas técnicas que, combinadas, nos pueden dar una buena aproximación a las enfermedades clostridiales. 

Realizar una correcta necropsia de los animales muertos en la explotación es la principal fuente de información de la que dispone el veterinario para poder llegar a un correcto diagnóstico de la muerte súbita. 

Y no solo deberá centrarse en los síntomas, lesiones o técnicas diagnósticas, sino que deberá tener en cuenta también otros aspectos muy importantes como la alimentación de los animales, los protocolos vacunales que siguen y el manejo ambiental. 

Ante estas enfermedades, hace más de 20 años que Boehringer Ingelheim apostó por la eficacia y la seguridad con Miloxan®. ¿Cuáles son las principales características de esta vacuna? 

Para proteger frente a las clostridiosis enterotóxicas e histotóxicas más importantes y frecuentes de los rumiantes domésticos, Boehringer Ingelheim pone a la disposición de los veterinarios y ganaderos la vacuna Miloxan®, con un volumen de inyección adecuado al tamaño de cada especie (2 ml para terneros jóvenes, ovino y caprino y 4 ml para vacuno) y con un elevado perfil de eficacia y seguridad. 

Tras más de 15 años en el mercado, Miloxan® ha demostrado una mínima incidencia de reacciones locales tras la administración y la duración de la inmunidad más larga (12 meses) frente a todos los clostridios incluidos en la vacuna y en todas las especies de destino.

¿Miloxan® protege frente al toxoide alfa de C. perfringens? 

Miloxan® protege frente a las principales clostridiosis de los rumiantes, incluyendo Clostridium perfringens.

Todos los toxinotipos de C. perfringens son capaces de producir la toxina alfa, debido a que los genes que la codifican están situados en el ADN de la bacteria. 

En cambio, los genes que codifican para otras toxinas de C. perfringens no están situados en el cromosoma sino en plásmidos, por lo que es una información genética que puede intercambiarse entre unos tipos y otros, lo que impide establecer una relación cepa de clostridio-toxina. 

El reciente estudio (Compiani et al., Large Animal Review, 2021) asegura que se puede obtener y cuantificar mediante proteómica el toxoide de toxina alfa en una vacuna comercial como Miloxan®. 

Es importante destacar también que la capacidad patógena de C. perfringens tipo A solo está demostrada en el caso de la Enfermedad del cordero amarillo y aún no se ha demostrado en ovejas adultas ni en ganado bovino. 

¿Y qué puedes decirnos respecto a la protección que ofrece Miloxan® frente a C. sordellii? 

El tipo de Clostridiosis provocada por C. Sordellii es muy importante, sobre todo para rumiantes jóvenes (principalmente corderos y cabritos). 

A diferencia de C. perfringens, C. sordellii no es un componente normal de la flora digestiva (por lo que su hallazgo en el contenido digestivo sirve como diagnóstico en caso de enfermedad), pero se encuentra ampliamente distribuido en el ambiente. 

Afecta a animales jóvenes (4-10 semanas de vida) y, con menos frecuencia, a animales adultos en producción intensiva con dietas ricas en hidratos de carbono. 

Produce dos toxinas, una hemolítica y otra letal, generalmente en el abomaso por la presencia de hidratos de carbono sin digerir procedentes del rumen y acaba provocando muertes súbitas o, en animales que sobreviven más tiempo, timpanismo y depresión. 

Miloxan® protege frente C. sordellii en los animales correctamente vacunados.

Leer más sobre Boehringer Ingelheim

La entrada Miloxan® protege frente a Clostridium en rumiantes con alto nivel de eficacia y seguridad se publicó primero en Rumiantes el portal de rumiNews.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat