Ganaderia
Sin comentarios
Se necesitan sales mineralizadas?

En nuestro desarrollo pecuario podemos encontrar que la carencia de la debida suplementación y mineralización de nuestros animales, pueden generar algunas patologías afectando el crecimiento, la producción y  la salud de los mismos. Entre ellos encontramos que aquellas enfermedades que se presentan en los animales por falta de elementos nutritivos especialmente minerales y vitaminas pueden afectar la reproducción y la formación del organismo, empezando por el esqueleto, la sangre y los tejidos celulares. Algunas de estas son:

ANEMIA : Cuando el animal no recibe suficiente cantidad de Hierro, Cobalto, Cobre, los glóbulos rojos no son sustituidos en cantidad suficiente, o los glóbulos recién elaborados no tienen bastante hemoglobina. Los animales en estado anémico, pierden el apetito, se hacen delgados y débiles, pueden presentar diarrea ó estreñimiento según la deficiencia.

OSTEOFIBROSIS: Distrofia ósea que padecen los caballos jóvenes alimentados con raciones pobres de calcio.

RAQUITISMO: Cambios (deformaciones) que se producen en los huesos en crecimiento de los animales jóvenes como resultado de una calcificación defectuosa por deficiencia o mala absorción del calcio.

OSTEOMALACIA: Alteración que determina una movilización (anormal) excesiva de minerales en los huesos de los animales adultos.

DEFICIENCIA DE CALCIO Y FOSFORO: Los pastos no alcanzan a cubrir los requerimientos diarios de los minerales Vg. Fósforo, Calcio. Por lo tanto hay necesidad de suplementar con fuentes que los contengan. Sal mineralizada, suplementos y premezclas minerales. Su deficiencia genera la pica ó malacia o gusto depravado, pero cuando la deficiencia es mayor los animales pierden el apetito enflaquecen y tienen debilidades en los huesos, articulaciones y fracturas. Las vacas tienen secreción láctea disminuida, no entran en celo regularmente, ni quedan preñadas cuando debieran. El ganado requiere de Calcio y Fósforo en los períodos de rápido crecimiento; durante los períodos de lactancia intensa (primer tercio de la lactancia), las vacas lecheras ceden mayor cantidad de Calcio y Fósforo en la leche, de la que obtienen de la alimentación, esta diferencia es sustraída de sus huesos, los cuales como resultado de este proceso se debilitan y fracturan.

DISMINUCIÓN DE LA PRODUCCION DE LECHE: la hembra responde ante una dieta deficiente de calcio y / o Fósforo reduciendo el rendimiento lechero y acortando los días de lactancia.

PICA O MALACIA: Cuando el ganado no recibe suficiente Calcio y Fósforo, su apetito se deprava, come huesos, madera, pelo, piedras, tierra, plástico y muchas otras cosas anormales.
OSTEOFAGIA: Apetencia por huesos por deficiencia nutricional de Calcio y Fósforo.
SACROFAGIA: Apetencia por carne, por deficiencia nutricional.

HIPOCALCEMIIA: Síndrome de vaca caída, debida a deficiencia de calcio o por bloqueo en la absorción de este en la ración alimenticia Vg. exceso de Fósforo, Potasio o de grasa en la dieta. La vaca se cae y se observa con los ojos hundidos sin aliento para levantarse, con la cabeza inclinada sobre el costillar.

HIPOFOSFOREMIA: Deficiencia de Fósforo, La Afosforosis es la manifestación clara en los animales domésticos, de una deficiencia del sistema óseo de sales mineralizadas, especialmente fósforo, Calcio, Magnesio. Los animales afectados no engordan a pesar de estar en praderas aparentemente buenas en calidad; las vacas quedan preñadas con mucha dificultad y el porcentaje de nacimientos es muy pobre. En los animales jóvenes hay debilidad y deformación de los huesos (Raquitismo), en los animales grandes hay deformación de los huesos de la cara, abultamiento de los huesos de la nariz deformación y fragilidad de los huesos de los miembros, deformaciones y dolor en las articulaciones (síntoma que la hacen confundir con el reumatismo articular) Los animales pueden abortar o dar crías raquíticas. En el ganado vacuno, especialmente hay un crecimiento exagerado de las pezuñas («pezuñera») (no confundir con Seleniosis). Los síntomas en los animales adultos constituye la llamada OSTEOMALACIA.

HIPOMAGNESEMIA: Síndrome de vaca caída por deficiencia de Magnesio. Ya sea por deficiencia de Mg o por exceso de Calcio, Potasio, Urea en la ración o en el abonamiento de los pastos o baja fibra por pastos muy tiernos, que bloquean la absorción del Magnesio.
Las vacas con deficiencia de Magnesio se caen en el momento del parto, tienen mala absorción de Fósforo.
Sus síntomas son: ojos saltones, brillantes, vivos, el animal tiene dificultad en el tren posterior, con intenciones de pararse.
Si un ternero se alimenta únicamente con leche, sin forraje, ni grano durante varias semanas, se hace nervioso y pierde el apetito, si el ternero se le continua suministrado solo leche le sobreviene convulsiones, se hará ciego temporalmente y dará vueltas en círculo hasta perder el equilibrio, aparece espuma en la boca; estos ataques pueden durar varios minutos y repetirse mas tarde. Los terneros jóvenes se recuperan pero los mas viejos casi siempre mueren con el primer ataque. Ese mal es consecuencia de la falta de Magnesio en la sangre.

HIPOCUPREMIA: Deficiencia de Cobre que produce desprendimiento de la paleta (paletera), y diarrea no bacterial. El Cobre (Cu) el organismo animal lo necesita para la hematopoyesis (formación de glóbulos rojos de la sangre) y para algunas reacciones enzimáticas de las células, también es necesario para la formación de la Melanina, evita anemias e intoxicaciones por exceso de Molibdeno, su deficiencia produce diarreas y cojeras por desprendimiento del omoplato.

MANEA : Andar rígido, Cojera con miembros posteriores remetidos, color negruzco del pelaje, debido a exceso de Molibdeno que genera deficiencia de Cobre en la dieta.
Deformación del tejido conectivo.
Caída del omoplato (PALETERA): Cojera
Despigmentación de la aureola ocular
Color rojizo del ganado de capa negra
Color cenizo ganado capa blanca.

BOTULISMO: Intoxicación por la formación de la toxina producida por el Clostridium Botulinum, cuando los animales consumen huesos en proceso de putrefacción o harinas de huesos evaporadas mal procesadas.

ATAXIA ENZOOTICA: Parálisis de los ovinos por deficiencia de Cobre. En vacunos se llama HIPOCUPROSIS.

ACIDEZ DEL RUMEN: Cambio del PH del rumen que produce una baja absorción desbalance y disponibilidad de los nutrientes.

INAPETENCIA: Es lo que se produce por un exceso de elementos tóxicos (Flúor en la ración), como también a una deficiencia ó desbalance nutricional generando el bajo deseo de alimentarse produciéndose desnutrición.

DEFORMACIONES: de dientes, articulaciones por exceso de Flúor en la dieta. O por deficiencia de Fósforo o Calcio en la dieta.

DESPIGMENTACION o DECOLORACION DEL PELO: Debida a deficiencias en la ración de elemento COBRE, (hipocupremia), Hierro(anemia hipoférrica) ZINC o AZUFRE.

OPACIDAD DEL PELO: Por deficiencia de Fósforo, Azufre, Zinc, o parasitismo. Intoxicación por flúor. O por exceso de parásitos.

COJERAS: Por deficiencia de Yodo, Azufre, Zinc, cascos blandos, dureza del piso, inactividad, intoxicación por exceso de Selenio.

ABORTOS: Expulsión del feto sin terminar el período de gestación.

ABORTOS NUTRICIONALES, POR: Deficiencia de minerales, de energía y / o proteína, desbalance nutricional,

ABORTOS POR INTOXICACIONES, fungicidas, insecticidas, malezas, Nitrito y Nitratos, Plomo, Mercurio, Arsénico, Ácido Cianhídrico, etc.

ABORTOS POR MALOS MANEJOS: extirpación del cuerpo lúteo, mal manejo de los ovarios en las palpaciones, maltratos, golpes, vacunas.

ABORTOS POR: Cambios climáticos bruscos, heladas.

ABORTOS POR: Problemas hormonales, disfunción ovárica, o uso inadecuado de hormonas.

ABORTOS INFECCIOSOS: PRODUCIDOS POR: BRÚCELA, LEPTOSPIRA CAMPHILOBACTER, IBR, PI3, etc.

ABORTOS NUTRICIONALES: Por deficiencia de Calcio Fósforo, Manganeso, Selenio, Yodo. Deficiencias o desbalances de la ración, cambios bruscos de las materias primas. Contaminación de las materias primas o en mal estado. Mala calidad de las fuentes de Fósforo con contenido de elementos tóxicos.

OVARIOS INACTIVOS: Se presentan por problemas nutricionales, deficiencia mineral, desbalance energía proteica, síndrome de vaca gorda.

RETENCION DE PLACENTA: Se presentan por, deficiencia nutricional especialmente de Fósforo, Selenio o Zinc. También como resultante del excesivo engrasamiento de las vacas, como también el manejo del animal en el momento del parto y problemas infecciosos, metritis, Brúcela etc.

BOCIO O COTO: Hipertiroidismo, atrofia de la tiroides por deficiencia de yodo. (También por deficiencia de Selenio ó por exceso de Arsénico en la dieta que interfieren en la absorción del Yodo, como también plantas bociogénicas, glucócidos cianogénicos).

QUEMA o FIEBRÓN: Intoxicación por ácido cianhídrico ó por saponinas, que son encontradas en algunos pasto y malezas, (desprendimiento de la piel blanca).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.